Parque de Bomberos

Jerez de los Caballeros, ES

Proyecto
Parque de Bomberos
Cliente
Diputación de Badajoz
Localización
Jerez de los Caballeros, ES
Fecha
2018
Estado
En proceso
Arquitectos
NGNP
Uso
Equipamiento
Encargo
Concurso,1º premio.2017
Escala
1.016,72 m2
Presupuesto
641.903,17 € PEM
Contratista
-
Imágenes
NGNP

La propuesta que presentamos parte de un análisis exhaustivo de los parámetros fundamentales del proyecto: el programa solicitado y el presupuesto disponible. Nuestro trabajo siempre persigue garantizar la viabilidad económica y técnica de la obra, optimizando para ello al máximo la edificación propuesta, evitando tareas innecesarias y aquilatando razonadamente el programa, cumpliéndolo escrupulosamente. Este planteamiento trata de proteger la inversión pública pero no renuncia en absoluto a la calidad arquitectónica necesaria para asegurar la visibilidad y funcionalidad de un equipamiento de esta naturaleza.

Pese a situarse en la periferia norte en una zona de polígono industrial, el edificio que proponemos tiene una vocación claramente urbana, que intenta suturar esa feroz diferenciación entre la edificación de la localidad y la edificación periférica. La materialidad y la morfología deben ser reflejo ineludible de ello. Con su escala relativamente pequeña, el volumen se inserta a la perfección en el entorno.

Dada la situación de la parcela, con generosa fachada a una vía de servicio de fácil acceso, no hay otra opción que establecer la entrada y salida al recinto desde ese lindero este que conforma la fachada. Se proponen 3 accesos diferenciados: vehículos ligeros, peatones y vehículos de extinción (camiones), y una salida para estos últimos, lo más próxima posible a la rotonda que conecta la vía de servicio con la carretera de Badajoz. El tránsito más relevante en el interior de la parcela será el de los camiones. Éste se dispone paralelo a fachada, minimizando recorridos y maniobras, con un ancho libre total de más de 12 m, que es la distancia que se retranquea la edificación propuesta. El acceso peatonal se realiza a cubierto, debido al retranqueo de la planta baja respecto a la superior.

El escrupuloso cumplimiento del programa lleva a una propuesta muy compacta, organizando todos los usos en un único volumen edificado, que permite reducir circulaciones, lo cual redunda en una mejor funcionalidad, al estar todos los puntos del espacio relativamente próximos al hangar en caso de emergencia. El hangar, los vestuarios y aseos y duchas, el gimnasio, despachos, salas, y espacios de servicio (almacenes, limpieza, instalaciones…) se ubican todos en planta baja, como requiere el programa facilitado. Dormitorios, cocina – comedor, formación y aseos se ubican en planta alta, en una pieza muy compacta. La circulación peatonal principal en el interior se establece en prolongación al acceso, a modo de espina dorsal, que divide al edificio en una crujía a norte y otras a sur. A norte se disponen los usos propiamente de residencia, salas, despachos, etc., aprovechando una luz neutra constante a lo largo de todo el día, evitando radiación excesiva y deslumbramientos. Hacia el sur se desarrollan 3 paquetes fundamentales: gimnasio, con conexión directa al exterior, con la pista y torre de prácticas; aseos y vestuarios, relacionados gradualmente en 3 bandas (vestuarios de limpio dando a la distribución principal, aseos y duchas conformando la banda central, y vestuarios de intervención, con acceso directo al hangar); y hangar, que cuenta también con conexión directa con la distribución principal del edificio residencia, en la zona más amplia, junto a la escalera que conduce a la planta superior. El hangar queda compuesto, como propone el programa, por garaje para 5 camiones y un anexo conformado por 2 almacenes, sala de aire comprimido y sala de EPI. La propuesta en planta baja la completan espacios para instalaciones generales del edificio, siempre necesarios. En la planta superior, el programa principal también se dispone a norte, ubicándose a sur, en una crujía de menores dimensiones que la norte, los aseos y el almacén de material de formación y ofimática. También en la fachada sur se establece el acceso a la terraza, sobre el volumen de planta baja, con vistas hacia el núcleo urbano. Esta terraza da a su vez acceso a la terraza de máquinas e instalaciones, colindante con la zona de garaje de camiones, minimizando longitudes de las redes de instalación más importantes.

A partir de unas crujías de dimensiones óptimas y de la utilización de sistemas constructivos en seco, se consigue la tan deseada modularidad en el interior del edificio, que permite la redistribución y la permuta de superficies con gran facilidad y a un muy bajo coste. Ayuda también a ello la propia disposición y distribución de los elementos interiores. Es éste el caso por ejemplo de los aseos y vestuarios: modificando la posición de la división entre espacios masculinos y femeninos, se consigue ampliar el femenino, equiparándolo al masculino en dotación y metros cuadrados.