Centro Sociosanitario

Plasencia, ES

Proyecto
Centro Sociosanitario
Cliente
Junta de Extremadura
Localización
Plasencia, ES
Fecha
2020
Estado
Concurso
Arquitectos
NGNP
Uso
Residencial
Encargo
Concurso. 2020
Escala
3.500 m2
Presupuesto
2.421.230,50 € PEM
Contratista
-
Imágenes
NGNP

Las condiciones de contorno de partida son claras: un nuevo edificio dentro del campus socio sanitario existente, un presupuesto extremadamente escaso para construir el programa requerido y la inquietante presencia de una línea aérea de alta tensión se cruza la parcela. Estos ingredientes limitan y motivan la propuesta. Primero la implantación, pues se opta por asumir la presencia del tendido eléctrico y su torre, proponiendo la división del terreno disponible mediante una calle peatonal que permitirá en el futuro el deseable soterramiento de la infraestructura, pero sin condicionar nunca el desarrollo de la ampliación. Así, se acota una zona norte destinada a una amplia bolsa de estacionamiento que servirá a todo el complejo, cumpliendo la dotación requerida por el planeamiento, y una zona sur, más amplia, donde se propone implantar la nueva unidad residencial, como un edificio exento rodeado de amplios jardines.

Entendemos que el proyecto debe partir de la eficiencia tipológica para ser económicamente viable: buscamos compacidad, sencillez circulatoria y austeridad…pero también calidad arquitectónica. Finalmente, una residencia debe ser, independientemente de su coste, un entorno amable y confortable, un conjunto de escenarios variados para la estancia de los mayores, con cambios de escala y distintas calidades de luz natural, con espacios intermedios como porches, patios, terrazas o zaguanes, donde la vida tiene lugar. El proyecto busca estos objetivos a partir de una tipología centrífuga, híbrida entre el claustro y la triple crujía. En este esquema, el claustro ó galería en torno al patio, es colonizado por una crujía de usos comunes (salas de tv, polivalentes, comedor, etc…) que se combinan con amplias terrazas cubiertas, abiertas al patio. Se generan así una serie de bandas concéntricas en planta, que gracias a la permeabilidad de esta crujía interior de servicios, delimitada por vidrios, permite dotar al pasillo distribuidor de abundante luz natural. Así, el patio central, concebido como un frondoso jardín, cualifica ambientalmente todas las salas comunes y se filtra hasta las puertas de las habitaciones. En las esquinas del patio, esta banda social se vuelve densa y opaca para albergar los servicios necesarios, de manera que se liberan completamente las crujías centrales como espacios flexibles reconfigurables. Se ha buscado una planta claramente jerarquizada, con espacios servidores y servidos, según la definición de Louis Kahn, que dote de la mayor flexibilidad futura al centro.

No existen obstáculos para garantizar la accesibilidad universal y el libre movimiento de personas con todo tipo de dependencia. Se dota al edificio con dos ascensores de gran capacidad, aptos para camas, y se procura que los recorridos sean claros, agradables y cualificados por vistas y abundante luz natural, evitando siempre los pasillos sin salida. Se busca un edificio cómodo y seguro que fomente el paseo, para lo cual se proyecta también una rampa accesible que conecta ambas plantas en un recorrido espiral que cruza el jardín permitiendo una experiencia sensorial de carácter casi onírico, inspirado en el jardín de crucero musulmán (baraysu), y ofrece a los mayores un nuevo elemento para sus terapias: pasear entre las copas de los árboles, sentir los olores de las plantas, los cambios de luz, el paso de las estaciones, etc…el jardín en definitiva, como un ámbito de experiencias. Las galerías y espacios intermedios del centro se anclan además en la memoria colectiva de los mayores, recuperando recuerdos e imágenes, haciendo grato y amable su nuevo hogar, para lo que se incluyen además materiales queridos y reconocibles como la madera, la piedra y los árboles, siempre los árboles como telón de fondo de la vida.